sábado, 20 de septiembre de 2008

Ayuda a la carta




“Es la ideología, estúpido”
Le espetó a Carlitos Valenciaga cuando aquella tarde le trajo las medicinas.
Ese animal político siempre tuvo claro que una ayuda masiva norteamericana, y de la emigración cubana en EU, socava uno de los pilares fundamentales de su menú ideológico: el anti-imperialismo. Aceptar apoyo humanitario proveniente del imperio del mal en un momento crítico derrumbaría toda la fábula.

Quienes parecen no entender nada del asunto son el gobierno americano y los políticos cubano-americanos de siempre. Desaprovecharon la oportunidad de mostrar de manera clara e inequívoca su apoyo al pueblo de la isla. De ofrecer una ayuda solidaria sin condiciones políticas. Cuando quisieron arreglarlo fue demasiado tarde y demasiado torpe. Como aquellas declaraciones de Carlos Gutiérrez diciendo que la gente no necesitaba dinero porque no había nada que comprar.

Curiosamente los que anteponen sus intereses particulares a la solución de la tragedia nacional terminan por estar en armonía. Parecen tener razón quienes conciben una geometría política con diseño circular. Los extremos terminan por encontrarse. Unos negaron, o condicionaron, el ofrecimiento, otros su aceptación.

La nota positiva fue dada por una inmensa mayoría de los cubanos emigrados. Se empinaron sobre viejas heridas, rencores y desavenencias políticas para brindar su mano solidaria. Incluyo varias organizaciones de las verticales. Lo cual muestra una "mafia de Miami ” heterogénea, en estado de evolución que se me antoja lenta pero irreversible.

Cuándo esta evolución será suficiente para inducir un cambio de actitud por parte del gobierno norteamericano en el tratamiento de la situación cubana?

Es cuestión de tiempo. Pero las torpezas de este enfoque no caerán por ley de gravedad. Se necesita más que cartas bien intencionadas e inteligentes.

Mientras tanto una manifestación convocada para pedir el levantamiento de la prohibición de viajes y remesas reunió 20 personas en la calle Ocho. Es un comienzo. Gandhi empezó con menos gente.

Para conocer más sobre la ayuda Bloggers por un Sueño ha hecho un resumen que se puede ver aquí

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Fidel les da cuatro vueltas a toda la gusanera esa

Omar dijo...

Pi, de acuerdo. Excepto lo del circulo. Pudiste ser mas ambicioso en cuanto a geometrias. Cualquier figura cerrada seria suficiente para ilustrar el contacto de los estremos. Sin embargo, el circulo es demasiado suave, demasiado monotono y simetrico. Que tal un rombo? Hay mucho material en esas esquinas.

Anónimo dijo...

Omar,
Use el circulo para evitar la polemica de las asimetrias que tan bien respondiste en otro lugar.
De acuerdo culquier otra figura resultaria una metafora mas de acuerdo con nuestro barrocismo politico.
Pi